manta termica

La manta térmica es uno de los elementos básicos de un botiquín de primeros auxilios, sobretodo si se encuentra en la montaña. Sus características permiten usarla tanto para retener el calor del cuerpo y evitar que la persona se enfríe, como para bajar la temperatura del cuerpo e intentar que baje la temperatura de la persona.

Para ello, es importante saber como colocarla, porque podemos lograr el efecto contrario si la colocamos incorrectamente.

Para calentar a la persona

  • Para evitar que la persona entre en una situación de hipotermia, hay que tapar a la persona con la parte plateada hacia el cuerpo de la misma.

Para bajar la temperatura de la persona

  • Por ejemplo en los casos de golpe de calor, la parte dorada de la manta deberá ir hacia el cuerpo de la persona.

Una regla nemotécnica para ayudarnos a recordar la forma correcta de utilizarla es la siguiente. Si necesitamos calentar a la persona tenemos que ver el sol (dorado hacia nosotros – rescatista). Por el contrario, si necesitamos enfriar a la persona, necesitamos ver la luna (cara plateada hacia nosotros).