quemadura plancha

Las quemaduras domésticas más comunes se producen en el baño y la cocina, lugares donde se concentran las principales fuentes de calor y frío y sustancias corrosivas.

Que debemos hacer de forma inmediata frente a una quemadura

Independientemente del agente, lo primero es interrumpir el contacto de éste con el cuerpo. Luego, lo recomendable es aplicar mucha agua fresca a la zona de la quemadura. Esto ayuda a retirar restos del agente que puedan quedar, disminuye la inflamación y también alivia el dolor.

Si la quemadura es leve, podemos aplicar un antiséptico y un apósito estéril para reducir el riesgo de infecciones. Previamente debemos dejar pasar unas horas para que se haya reducido la inflamación y el dolor.

¿En qué casos debemos acudir al Centro de Salud?

En las quemaduras extensas, siempre se debe acudir al Centro de Salud, también en aquellas profundas, las producidas por electricidad o las ocasionadas por ingestión de sustancias corrosivas. Así como también si durante el accidente se han respirado humos.

Debemos acudir también al Centro de Salud, si la quemadura a afectado la cara, los genitales, los pies o las manos, y siempre que el afectado sufra de una enfermedad crónica grave del sistema respiratorio o una cardiopatía.

En todos los casos, siempre es recomendable cubrir la zona de la quemadura con un paño limpio mojado y trasladar a la persona al Centro de Salud lo más rápido posible.

Cuidado con los “trucos” caseros

  • Nunca limpiar con lejía.
  • No colocar pasta de dientes sobre la zona quemada.

Lo mejor que podemos hacer en el primer momento es irrigar la zona con mucha agua.