extintor

Sin lugar a dudas todos hemos visto algún extintor, pero pocos han usado alguno y hay quienes no saben cómo utilizarlo. Prácticamente cualquier lugar debería contar con uno de ellos para evitar la propagación de un fuego, así que veamos su clasificación:

Por el tipo de fuego que debe apagarse

  • Clase A (fuego de combustibles sólidos) – Maderas, cartones, plásticos…..
  • Clase B (fuego de combustibles líquidos) – Aceites, propano, gasolina, pinturas…..
  • Clase C (fuego de combustible gaseoso) – Butano, propano, gas……
  • Clase D (fuego de combustibles metales) – Magnesio, sodio o aluminio en polvo entre otros.
  • Clase K (fuego de combustibles grasos vegetales) – Freidoras, parrillas, grasas industriales.

Por el material del extintor

  • Agua – estos extintores son adecuados para incendios de tipo A, salvo cuando estos tienen que ver con la electricidad, ya que el agua es conductora de la misma.
  • Agua pulverizada – se utilizan en fuegos tipo A y B, salvo cuando estos tienen que ver con la electricidad, ya que el agua es conductora de la misma. La diferencia con el extintor de agua, es que en este caso disponen de una boquilla especial que pulveriza el agua en pequeñísimas gotas formando una niebla.
  • Espuma – adecuados para fuegos de tipo A y B, , salvo cuando estos tienen que ver con la electricidad, ya que la espuma también conduce la electricidad.
  • Polvo químico ABC – utilizado para los tres tipos de fuego, A, B y C. Ya que el polvo es su elemento primario, se puede utilizar para apagar fuegos eléctricos sin problema. Es el extintor recomendado para edificios, casas y oficinas.
  • CO2 – para fuegos de tipos B y C. El CO2 también puede ser utilizado para apagar fuegos eléctricos sin problema, la diferencia principal con el de polvo químico, es que el CO2 se emplea cuando es necesario usarlo en materiales o maquinarias que pueden ser dañadas con la presión de los anteriores.
  • Polvos para clase D – en este caso hay que saber que elemento es el combustible, ya que cada metal requiere un polvo extintor específico.
  • Acetato de Potasio – para los incendios de tipo K. Específico para la industria gastronómica. Además puede apagar incendios eléctricos sin problema.