El Real Automóvil Club de España ha participado en un informe europeo en el que se demuestra la importancia de llevar puesto el cinturón de seguridad, y su efectividad incluso a bajas velocidades. A través de una prueba de choque a 30 kilómetros por hora se ha demostrado que el riesgo de sufrir lesiones se incrementa significativamente cuando no se utiliza el cinturón de seguridad, y que el impacto que sufren los ocupantes como consecuencia de un pasajero que no hace uso de este sistema aumenta potencialmente la probabilidad de sufrir daños graves e incluso la muerte.


Fuente: RAE