lata

CONSEJOS GENERALES

 No bañarse si se está cansado o después de realizar ejercicio, tampoco hacerlo si no se ha dormido suficiente.

No bañarse en caso de tormenta o si es de noche.

No lanzarse de cabeza en sitios donde no se ve el fondo o se desconoce la profundidad.

Obedecer siempre las normas de seguridad de las piscinas.

– Usar calzado adecuado.

Respetar las zonas naturales reservadas para el baño, no todas están autorizadas y controladas.

– Evitar entrar bruscamente al agua.

No consumir alcohol o drogas mientras se nada o se practica una actividad acuática.

No arriesgarse intentando salvar a alguien, actúe solo hasta donde sus conocimientos y habilidades le permitan. La prioridad es llevar a la víctima a un lugar seguro con el mínimo riesgo para quien le socorre. Si está disponible lance un objeto flotante a la persona en apuros o intente tirar de ella hacia a la orilla con cualquier otro medio. Además, pida ayuda a un socorrista o, si no lo hay, llame al 112.

CONSEJOS PARA LOS PADRES

– Los niños pequeños deben estar siempre supervisados y al alcance de una persona adulta cuando estén dentro o alrededor del agua.

– El consumo de alcohol y de drogas puede producir una relajación de la vigilancia y el móvil puede distraerle.

– En el caso de no encontrar al nin@, se recomienda buscar primero en la piscina.

– Si hay varios adultos vigilando, es recomendable que uno sea el  responsable y hacer turnos, pero nunca dejar a un niño más mayor al cargo.

– Es aconsejable que los menores aprendan a nadar lo antes posible. Si no saben o cuentan con alguna discapacidad, es conveniente que lleven puesto un chaleco salvavidas.

– Hay que tener cuidado con los flotadores, pues pueden ser peligrosos si se usan mal o no están adaptados al tamaño de los niños. No asuma que son infalibles.

– Vacíe la bañera o la piscina hinchable después de su uso.

– Si se tiene una piscina privada en el domicilio, lo mejor es cercarla.

– Tenga a mano un equipo de rescate básico, salvavidas, pértiga y teléfono.

– Mantenga el agua de la piscina limpia durante todo el año, para poder ver claramente el fondo, y mantener en buen estado los drenajes de la piscina.

Recoja los juguetes y flotadores del agua y sus alrededores que puedan llamar la atención de los más pequeños.

CONSEJOS PARA LOS NIÑOS

– No deben entrar en la piscina cuando esté cerrada o sin vigilancia.

– Si la piscina está cubierta con una lona, no deben saltar encima de ella porque podrían caerse al agua y no poder salir.

– Es peligroso correr por el bordillo ya que podrían resbalar y caerse.  No deben empujar o tirar a otros niños al agua.

Levantar o jugar con las rejillas que cubren los desagües de la piscina puede suponer un riesgo porque la succión podría tirar de ellos y atraparles en el fondo.

– Hasta que aprendan a nadar bien, deben emplear siempre manguitos o un chaleco hinchable, que serán colocados bajo la supervisión de una persona adulta.

– Debes esperar el tiempo para hacer la digestión.

– Evita lanzarte de cabeza en la parte menos honda.

– Por último, se recomienda que recojan siempre del agua sus juguetes para evitar que otro menor se lance a por ellos.


Disfruta del verano con seguridad